Equipamiento eléctrico

Entre las mejoras que pueden permitir la reducción del consumo, se encuentran:

Reducir pérdidas en stand-by

Descripción

Muchos equipos siguen consumiendo energía aunque nadie los use al permanecer en posición stand-by (con el piloto luminoso encendido), e incluso aunque estén apagados del todo, por el simple hecho de permanecer conectados a la red. Por eso es importante desconectar todos los equipos por completo de la red cuando no se estén usando. Para evitar estos “consumos fantasma” tan habituales y asegurarse de que no se producen consumos de energía innecesarios en modo espera durante las ausencias nocturnas, se recomienda conectar todos los equipos de una zona de trabajo en una base de enchufes múltiple, o regleta, con interruptor, de manera que al acabar la jornada laboral se puedan apagar todos a la vez de la toma de corriente pulsando el interruptor de la regleta. También pueden usarse enchufes programables que permiten el apagado y encendido automático de todos los equipos conectados a ellos, dentro de los horarios seleccionados por los usuarios, evitando así que tener que apagar manualmente la regleta.

Ejemplos

Según un informe del IDAE, el modo stand-by o modo en espera supone el 10,7% del consumo eléctrico de un hogar, lo que significa que de los 990 euros anuales, 105,93 euros son los que las personas abonan correspondientes al consumo de electricidad de aparatos en modo standby (Enlace).

Beneficios

Ahorro económico y energético. Coste bajo de la regletas eliminadoras de stand-by (20 eur/unidad).

Limitaciones

No habría.

Configuración en modo 'ahorro de energía'

Descripción

Se recomienda configurar adecuadamente el modo de ahorro de energía de los ordenadores, impresoras, fotocopiadoras y resto de equipos ofimáticos.  Por otro lado, es importante que en los centros de trabajo los empleados adquieran una serie de pautas de gestión eficiente de los equipos para optimizar su consumo: al hacer paradas cortas, de unos 10 minutos, apagar la pantalla del monitor, ya que es la parte del ordenador que más energía consume (entre el 70-80%). Para paradas de más de una hora se recomienda apagar por completo el ordenador; al ajustar el brillo de la pantalla a un nivel medio se ahorra entre un 15-20% de energía. Con el brillo a un nivel bajo, fijado así en muchos portátiles por defecto cuando funcionan con la batería, el ahorro llega hasta el 40%; elegir imágenes con colores oscuros para el fondo de pantalla del escritorio. En promedio, una página blanca requiere 74 W para desplegarse, mientras que una oscura necesita sólo 59 W (un 25% de energía menos);  el salvapantallas que menos energía consume es el de color negro, ahorro una media de 7,5 Wh frente a cualquier salvapantallas animado. Es recomendable configurarlo para que se active tras 10 minutos de inactividad; al imprimir o fotocopiar documentos, es conveniente acumular los trabajos de impresión (ya que durante el encendido y apagado de estos equipos es cuando más energía se consume), y realizar los trabajos de impresión a doble cara y en calidad de borrador. Además de papel, se ahorra también energía, agua y tóner/tinta; los empleados deberán asegurarse que los equipos permanecen correctamente apagados al finalizar la jornada laboral.

Ejemplos

Ajustar la configuración de ordenadores, impresoras y máquinas de café puede llevar a un ahorro significativo en el consumo energético anual. Simplemente, configurando las máquinas enchufadas a la corriente para que entren en el modo de ahorro de consumo después de 5 minutos de actividad, se puede ahorrar unos 75€ al año por ordenador.

Guía de modo ahorro 'on'.

Beneficios

Ahorros de hasta el 50%

Limitaciones

No habría.

Específicas para frío industrial

Descripción

En el sector de la alimentación, sobre todo existe un consumo añadido en frío industrial para la conservación de los alimentos. El consumo de los aparatos eléctricos de frío industrial en un establecimiento de alimentación puede representar hasta un 65% del consumo total de energía del establecimiento, entre los que se encuentran las vitrinas murales refrigeradas, las vitrinas expositoras refrigeradas, los congeladores horizontales, los congeladores verticales, neveras, cámaras frigoríficas, arcones y arcones bodega, entre otros.

Listado de medidas específicas

  • Consultar la eficiencia energética de los equipamientos de frío antes de comprarlos. Pueden resultar más costosos en el momento de la compra, pero se amortizan a corto plazo.
  • Renovar si las instalaciones de frio tienen más de 10 años por equipos más eficientes.
  • El control del termostato evita consumos innecesarios. Ajustar la temperatura de los aparatos.
  • Revisar periódicamente el estado de los cerramientos de los equipos de frío.
  • Lejos de los aparatos de calor, los equipos trabajan mejor y consumen menos.
  • Comprobar el contrato con la compañía comercializadora para aprovechar las tarifas de “hora valle”, al estar 24 horas en funcionamiento. Podría significar un importante ahorro en el consumo.
  • Programar periódicamente el desescarche de los equipos de hielo. Si la maquina frigorífica se escarcha consume más energía.
  • Abrir los aparatos de frío lo menos posible y solo el tiempo necesario. Cuando las frigorías salen al exterior, aumenta el consumo del aparato.

Solicitud de la GUIA PARA LA MEJORA DE LA EFICIENCIA ENERGÉTICA DE LAS INSTALACIONES FRIGORIFICAS (publicada por AEFYT, Asociación de Empresas de Frío Y sus Tecnologías).

Frío comercial e industrial, segun el IDAE (Enlace).

Ejemplos

Ahorros del 30-40% por renovación de equipos (Enlace).