Elementos arquitectónicos

Entre las mejoras que pueden permitir la reducción del consumo, se encuentran:

Mejora de nivel de aislamiento térmico

Descripción

En España más de la mitad de los edificios están construidos sin la protección térmica adecuada; es decir, sin el necesario aislamiento térmico. Estos edificios son auténticos depredadores de energía y con el tiempo, todos los edificios necesitan de reformas o rehabilitaciones. De ahí nace la idea de que una vez sea necesaria la rehabilitación de un edificio, es el momento de incorporar el aislamiento para reducir su consumo de energía. Aislar térmicamente un edificio consiste en lograr que sus elementos en contacto con el exterior aumenten su resistencia al paso del calor, lo que se consigue incorporando materiales aislantes en: muros exteriores, cubiertas, suelos, tabiques y huecos. Algunas actuaciones que se pueden llevar a cabo en este sentido son: aprovechar la reparación de goteras y humedades para la instalación o sustitución de material aislante térmico en la cubierta, o instalar un material aislante térmico en los muros, ya sea por el exterior, interior o inyectando dentro del muro, y/o sustituyendo los vidrios y ventanas por otras más eficientes y de mayor calidad, como por ejemplo doble acristalamiento con vidrio bajo emisivo.

Ejemplos

Guía técnica de aislamiento de edificios.

Beneficios

El considerable ahorro energético y económico, una mejora en el confort y se podrían eliminar otros tipo de condensaciones por humadad y reducción de la contaminación por ruido externo.

Limitaciones

Condiciones estructurales y arquitectónicas del local o inmueble.

Eliminación de puentes térmicos

Descripción

Los puentes térmicos son partes sensibles de los edificios donde aumenta la posibilidad de producción de condensaciones superficiales, en la situación de invierno o épocas frías y representan canales de fuga térmica. Algunos de los puentes térmicos más comunes en construcción son: Pilares integrados en los cerramientos de las fachadas, Contorno de huecos y lucernarios, Cajas de persianas, Frente de forjados en fachadas, Encuentros de tabiquería interior con fachadas.

Ejemplos

Estudio en un edificio.

Beneficios

El considerable ahorro energético y económico, una mejora en el confort y se podrían eliminar otros tipo de condensaciones por humedad y reducción de la contaminación por ruido externo.

Limitaciones

Condiciones estructurales y arquitectónicas del local o inmueble, o zona del puente. Coste del diagnóstico por termografía.

Elementos de sombra: voladizos y toldos

Descripción

El clima y las condiciones del entorno son la base para plantear la estrategia del diseño de protección solar de los huecos. Las diferencias de recorrido solar entre los solsticios de verano e invierno, y su influencia sobre las diferentes orientaciones de los huecos de un edificio, son las pautas para optar entre permitir la captación solar en condiciones de invierno o proteger los huecos con dispositivos de sombra en condiciones de verano. Mediante la instalación de elementos de sombra como voladizos o toldos se puede mejorar el factor solar modificado, optimizando el aprovechamiento de energía solar en función de la estación.

Ejemplos

Ejemplo de toldos en viviendas.

Beneficios

Económicos y de bajo mantenimiento.

Limitaciones

Condiciones estructurales y arquitectónicas del local o inmueble. En el caso de voladizos, la longitud debe obtenerse con un cálculo solar sencillo, pues si el voladizo queda demasiado  corto, no protegerá como debería y, si es demasiado largo, puedes tener problemas estructurales o quizá el espacio interior se oscurezca demasiado. Debes considerarlo al momento de usarlo en una obra de restauración para que no represente un costo adicional. Si se trata de una vivienda recién construida, debe realizarlo un trabajador capacitado. En el caso de toldos, habría que cuidar la apariencia exterior y el tipo de material.