Agua Caliente Sanitaria

Entre las mejoras que pueden favorecer la reducción del consumo, se encuentran:

Provisión y/o revisión de aislamiento

Descripción

Se recomienda aislar adecuadamente las conducciones y depósitos de almacenamiento de Agua Caliente Sanitaria (ACS) para limitar las pérdidas de calor, así como instalar la caldera/acumulador lo más cerca posible de los puntos de consumo para limitar las pérdidas que se producen a través de las paredes de las conducciones. Los aislantes normalmente utilizados para tuberías por donde circula el agua son coquillas de espumas elastoméricas y lana de roca, y deben instalarse tanto en las tuberías de impulsión como en las de retorno. El aislamiento de los calentadores de agua es necesario para proteger y garantizar una temperatura adecuada. Es una manera muy eficiente de mantener el agua más caliente por más tiempo, especialmente si el equipo está expuesto a condiciones de frío en invierno.

Ejemplos

Guia técnica para el aislamiento térmico en conducciones.

Beneficios

Es una mejora para los calentadores de agua muy antiguos que no pueden ser sustituidos por razones técnicas y económicas. Un buen aislamiento de las tuberías llega a reducir las pérdidas térmicas hasta en un 50%.

Limitaciones

Debería ir acompañada de otras medidas para tener ahorros mayores

Regulación de temperaturas

Descripción

No se debe sobrecalentar el agua más de lo necesario (cada 10º C de más en la temperatura del ACS incrementa el consumo de energía un 15%). Para ahorrar energía, se recomienda ajustar la temperatura del acumulador de ACS a 60º C (no debe bajarse de esta temperatura para evitar problemas de formación de legionella), así como instalar válvulas mezcladoras a la salida del sistema de acumulación de ACS para mantener y regular la temperatura del agua a un valor constante, evitando así las pérdidas de agua caliente por ajuste de la temperatura del grifo.

Ejemplos

Guía técnica de ACS central.

Beneficios

Ahorros variables.

Limitaciones

No habría.